un cubano de a pie que ¨lucha¨ el día entero, inventa su ¨maquinaria¨, hace piruetas en el aire para lograr un chavito o dólar. Luego llega a casa hecho mierda

Tenía buena voz, figura, cara, mirada de ave rapaz diurna, aptitudes teatrales y sobre todo, un deseo inmenso de ser protagonista de la historia: el líder indicado para aguijonear a los cubanos tontos que componían esa masa amorfa.

***

Hoy, Fidel ya no es Fidel. Perdió su pequeña isla, su reino.

Como le queda algo de inteligencia, pese a los bombardeos apologéticos que aún le concede a diario su prensa dependiente, él sabe que después de él, nada de diluvio.

La masa, aquella misma que parecía cortarse las venas por él, comenzó a comportarse de manera muy diferente: a robarle, como él se lo robó todo con su diabólico modelo económico. A ignorarlo, como él ignora al pueblo. A simular que trabaja, como respuesta electoral. A importarle un pito sus silencios maquiavélicos, porque se cansó del juego. A burlarse de su Moringa, porque ni su moringa sirvió de algo. A esperar, para enterrarlo como Dios manda como un viejo estadista nada brillante.

“EL CRUEL IMPERIO”

Aquel que fue Fidel, por si algunos no lo recuerdan, quiso ser también rey en ¨…el país donde cada uno parece ser su propio dueño¨, como dijo José Martí de Estados Unidos.

Viajó por la costa nororiental de Estados Unidos siempre seguido por una corte interminable de reporteros.

Subió a un tren en Princeton para que grupos de estudiantes lo aplaudieran.

Viajó a Nueva York. En el Parque Central de esa ciudad se encaramó en una tarima y una multitud curiosa, como si presenciaran un circo, lo escucharon entre sorprendidos y apurados.

Hizo algo igual en Boston. Aceptó salir por numerosos canales de la televisión mientras chapuceaba el inglés y llegó a cansarse.

Al final del viaje, no se sintió rey.

Fracasado, decidió regresar a su islita, donde ningún cubano de la masa lo sacaría de quicio, con una pregunta como la que le hicieron los atrevidos periodistas norteamericanos:

¨Primer Ministro Castro, cuándo habrá elecciones en Cuba?

Vaya impertinencia del imperio!!! Enfureció…

…y lo que fue peor: Eisenhower prefirió jugar con sus peloticas de golf, en vez de conocer al nuevo rey caribeño.

y una vez más decidió terminar con ellos, como le había prometido a Celia unos meses antes. Y emprendió montado sobre todos nosotros, y todo el que se dejara montar, su Gran Odisea.

Casi 5 décadas después fue sustituído por su hermano en la contienda que no cesa y en que nos siguen embarcando a los cubanos y a unos cuantos más.

Raúl y Fidel intermitentes, apocalípticos, terroríficos, que desaparecen y aparecen, seguirán siendo los que manejan una maquinaria que se diluye en el tiempo.

El tiempo…, ese imperio que nadie ha podido vencer.

***

http://www.cubanet.org/opiniones/fidel-ya-no-es-fidel-perdio-su-reino/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s