“en todas partes es igual”. Así se consuela la alimaña de los “fáciles” corredores subterráneos

es fácil ser dictador. Haces lo que “conviene”, lo “correcto”, no necesitas contar con nadie. Eres capitán de la nave, el comandante. Haces acuerdos cómo te parece, dispones de las vidas y si alguien reclama su derecho en las leyes, de participar, de saber, en fin de ser humano: la retórica y tu poder te permiten continuar, silenciar: no sin costos.
Acostumbrarse o triunfar en ese medio es simple para algunos que pueden vivir de forma “sencilla” bajo los azotes de todas las incongruencias, en definitiva “en todas partes es igual”. Así se consuela la alimaña de los “fáciles” corredores subterráneos donde tiene que vivir ignorando las crecidas de los ríos que arrastren con ella y con todo, sabiendo elementalmente Nada. Viven felices la simple vida de un roedor que tuvo la peregrina suerte de encarnar en un humano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s