no sé por qué te escribo, excepto porque que te extraño y me hubiera gustado irme cuando tú te fuisfe. Pero tenía demasiado miedo de irme a un Iugar desconocido. No pensé que todo esto pudiera ocurrir. He comenzado a vender cakes que preparo con mi mamá. ¿Te acuerdas de esa esquina donde había un ciego que vendia naranjas? Me paso los días del otro lado de eso calle, tratando de alejar las moscas de Ios dulces. No son nada del otro mundo,

pero el dinero nos permite comprar más ingredientes en el mercado negro para hacer más cakes. Cuando tenemos el horno prendido todo el día hace un calor infernal en el apartamento. No sé cuánto tiempo seguiremos con esto. Ya ha venido uno persona para decirnos que nos meterán en la cárcel por vender contrabando. Así está Cuba, Goyo. Los dulces son contrabando. Pero todos los días veo niñas, jovencitas que openas han dejado de peinarse con cola de caballo, caminando por el Malecón, en shorts y con |os labios pintados, con esos enormes zapatos de quinceañera que les vende el gobierno, esperando a que los hombres compren Sus cuerpos. Se me rompe el corazón y no sé qué hacer. Quiero hablarte de lo travesía. ¿Tenias miedo en la balsa, Goyo? Goyo, dame el valor para hacer esto. A veces lo gente se marcha en aviones, ¿verdad? Te quiero y te extraño. Por favor no te olvides de Ilamarnod el domingo.
Caridad Heredia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s