ni siquiera han visto el cincel, esclavos de nubes

de tal modo están acostumbrados los hombres a la servidumbre, que cuando han dejado de ser esclavos de la reyecía, comienzan ahora, con más indecoroso humillamiento, a ser esclavos de la Libertadimage

Martí

Anuncios